¿Por qué no me quedo embarazada?

Otra gran pregunta en consulta, ¿Por qué no me quedo embarazada?

Y estoy segura que todos mis compañeros los que trabajan en fertilidad y reproducción asistida más de una vez les ha costado contestar. Pero cuesta porque a veces no vemos la causa clara y otras veces, por que vemos en la cara de las personas que esperan la respuesta, el dolor de la incertidumbre y del propio duelo de no poder ser padres como se les ha dicho que serían, de una manera “normal”. 

Dolor, ese al que tanto tememos y que a veces también es necesario, y que es sin duda, un gran maestro.

Definiciones como introducción

Si nos vamos a su definición estricta según SEMERGENEl dolor es una experiencia sensorial y emocional desagradable, asociada a daño actual o potencial en los tejidos, o descrito como tal daño”.

Es decir, es una experiencia sensorial o sensación física y emocional desagradable que puede ir de la mano de un daño en los tejidos o de una sensación de daño.

Así el dolor emocional no se puede desvincular del dolor físico, porque estoy segura que no soy la única que cuando ha tenido un evento traumático emocional se le refleja en alguna parte del cuerpo. Ya sea el estómago con no poder comer, el pecho con opresión y falta de respiración, el inicio de una taquicardia con sudoración, etc.

Como siempre digo no somos seres aislados, ni un sólo órganos, sentimos por todos nuestros poros (y si no que se lo digan a nuestra piel que es un tejido gran productor de una hormona llamada serotonina implicada en nuestro bienestar).

Y a veces hasta el propio anhelo de que te toquen, de que te abracen puede suponer un dolor. Una vez leí un estudio de que los niños que eran separados de sus madres al nacer y dejaban en incubadoras sin ningún contacto físico al cabo de un determinado tiempo morían, cosa que no pasaba cuando se mantenía un contacto físico con ellos…. 

También se ha estudiado como a mediados del siglo XIX miles de bebés morían en orfanatos entre los 6-9 meses por marasmo.

Eran bebés aparentemente sanos,  entraban en un estado de depresión, dejaban de mantener contacto visual, de alimentarse, de comunicar, hasta que «la enfermedad» les llevaba inevitablemente a la muerte.

El amor lo cura todo ante la pregunta ¿Por qué no me quedo embarazada?,

Que importante que es para nosotros el amor de los nuestros. El contacto con los nuestros, y cómo la falta de todo esto puede suponer un dolor tan terrible como para querer dejar de vivir.

Esto sucede porque no se tiene el alimento emocional, y en este duelo de esta pareja, que importante es poder arroparse en los suyos para poder transitar lo que están viviendo.

A veces pasa al contrario, madres que se quedan con las manos vacías sin sus hijos nacidos, o sin sus hijos ya tengan la edad que tengan cuando se van.

Es aquí cuando entonces se activan en nosotros lo mismo que pasaría en esos niños, un proceso por el que tienes que transitar (y esta es mi recomendación, que lo hagas, que transites), para poder volver a hacer las paces con la vida, porque el dolor que sientes es insufrible.

(Sobre esto hablo en mi libro MI DUELO TIENE NOMBRE, que espero que tengáis en breve disponible, sobre esto y sobre mi proceso de duelo personal y reconstrucción como humana, emocional y sana).

Otras veces el dolor es no poder concebir, el dolor de la infertilidad, o de la esterilidad, el dolor de que no llega el deseado positivo.

A esto se asocian o suman cómo nosotros vivimos, nuestro entorno, como mi mejor amiga se ha quedado embarazada.

O sólo veo bebés por la calle, la presión social, la presión de nuestra propia pareja y sobre todo, la nuestra propia (recordemos que no es lo que nos digan desde fuera, sino cómo lo vivimos nosotros).

Otras veces me fustigo por no ser suficiente, por que algo habré hecho mal, para no poder ser premiada con este gran regalo…

Tantos pensamientos que llevan a una misma emoción DOLOR, frustración, pena, tristeza, desolación, rabia….

Tantos pensamientos de dolor como personas y formas de vivirlo.

Mi consejo

Aquí amiga te digo, no hay una única causa de que no llegue ese positivo, o de que tu bebe no esté contigo.

No hay nada que pueda cambiar el pasado, pero si puedes construir sobre tu futuro, debes de decidir qué acción tomar, y esa acción, pasado un tiempo, no puede ser nada, pero debe de pasar POR TÍ.

No te olvides que quieres ser madre, pero tu maternidad no se puede convertir en tu razón de ser, o en el objetivo para ser feliz, TIENES QUE SER FELIZ HOY CONTIGO MISMA.

Tienes que cuidarte, tienes que priorizarte, tienes que sentirte y tienes que transitar este  momento que estás viviendo, suéltalo, procésalo, tómate el tiempo que necesites.

Pero no lo metas en un cajón sin mirarlo porque saldrá cuando menos te lo esperes y te dará en la cara y lo volverás a tener en frente tuya. Será entonces cuando tendrás que transitarlo, créeme que tendrás que transitarlo, pero elige hacerlo consciente y reconocerte en él.

Tu cambio de vida empieza en tí, si quieres ser madre también, si estás en un proceso de dolor emocional hay muchas maneras de abordarlo pero pide ayuda, no eres menos por hacerlo.

Te dejo mi entrevista realizada por Sheila de @lachatamerenguela para su podcast, hablando de mi catástrofe y regalo de vida, a mí la alimentación emocional de los míos, de mí misma y mi alimentación emocional a partir de alimentos me salvó la vida.

Si quieres más información sobre mi formación alimentación emocional entra en mi web o escríbeme por privado a mi email nutrifemesp@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies